Mercado aeronáutico: ¿Listos para despegar?

En Estados Unidos el fin de semana largo del 4 de Julio viajaron en avión casi tantos pasajeros como en esa misma fecha en 2019.

Mercado aeronáutico: ¿Listos para despegar?

Mientras los países entraban en un total ostracismo con la pandemia en 2020, el sector aeronáutico vio desaparecer sus expectativas de crecimiento. Es más, para muchos la opción de operar quedó reducida al mínimo.

Bajo este escenario, la lucha por sobrevivir ha sido intensa. Estados Unidos, por ejemplo, inyectó US$48 mil millones solo para ayudar a las aerolíneas a amortiguar el golpe. En Chile, las cosas no se manejaron de la misma forma. Latam no soportó la presión y debió acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos para organizar su plan de pagos.

Muchos quedaron sin trabajo pese a los esfuerzos de las compañías y, en una situación sin precedentes, aviones en el mundo entero quedaron estacionados donde hubiera espacio.

Han sido 15 meses duros para las empresas del sector. Sin embargo, desde hace ya algunas semanas hay señales claras de recuperación.

El aumento de la cobertura de la vacunación, la reapertura de las fronteras, la temporada de verano y la baja de casos en el hemisferio norte han devuelto a los pasajeros a los aeropuertos. Y esa es una buena noticia para todos. Incluso para Chile porque habla de un proceso que también podríamos empezar a vivir en los meses que vienen.

El fin de semana recién pasado en Estados Unidos se celebró el 4 de Julio y los aeropuertos volvieron a llenarse. American Airlines, por ejemplo, transportó 2.7 millones de pasajeros. La cifra, es tres veces más que a igual fecha en 2020.

La autoridad aeronáutica local contabilizó 10 millones de pasajeros, apenas un 18% menos que en la misma fecha de 2019.

Con el alza de los viajes y la demanda creciente, las compañías tienen ahora el desafío de recontratar a pilotos, auxiliares de vuelo y personal en tierra para poder entregar un buen servicio. La tarea no es fácil porque la competencia es mucha y porque no es llegar y viajar. Los pilotos, por ejemplo, necesitan volver a capacitarse y cumplir horas de vuelo que ya no tienen. Este fin de semana, algunas compañías debieron ofrecer a sus trabajadores pagos doble por tomar turnos extra.

Pero en la industria hay una buena sensación. Tanto, que algunos están apostando en grande. La semana pasada, United Airlines anunció una mega compra de aviones:  200 Boeing y 70 Airbus (US$30 mil millones a precio de lista de esos aviones).

Hay fe en la recuperación. Incluso hay aerolíneas como Southwest que estiman que este año podrían lograr ganancias. Aunque bajas, ya las tuvieron el primer trimestre.

Sin embargo, la recuperación total demorará un rato. Aunque hay algunos que la visualizan para el próximo año, los más cautos hablan de 2024. En parte, porque lo que está creciendo son los viajes de placer y aún no está claro qué pasará con una de sus mayores fuentes de ingresos: el turismo de negocios y de largo alcance.

Además, aún queda una cuota de incertidumbre no menor porque los desafíos para las compañías son enormes, y porque con la pandemia aún presente podría haber sorpresas de la mano de las variantes y de la efectividad de las vacunas.

--}}