iOS y Android tienen nueva competencia: ¿podrá HarmonyOS con ellos?

Apple y Google, ambas compañías norteamericanas, han estado casi solas en el mundo de los sistemas operativos para smartphones. Eso hasta ahora que debuta la china Huawei.

iOS y Android tienen nueva competencia: ¿podrá HarmonyOS con ellos?

Hoy el mundo de los smartphones se divide en dos. Los usuarios o tienen un teléfono Apple con iOS o un teléfono de otra marca con el sistema Android de Google. No hay más competencia.

Entre las dos compañías acaparan el 99% del mercado. Android es el más grande con casi un 72%, y iOS se queda con el 27.5% restante.

Eso hasta ahora. Hace un par de semanas el fabricante chino de teléfonos Huawei lanzó su propio sistema operativo: HarmonyOS.

Esa fue la respuesta del mayor fabricante de teléfonos del mundo a una crisis que lo complicó al extremo.

Antes, los Huawei funcionaban a la perfección con Android, pero cuando el Gobierno de Estados Unidos, bajo la administración de Donald Trump, impidió a sus empresas entregar servicios o productos a compañías basadas en territorio de su rival China, todo se complicó.

Las ventas de teléfonos se fueron al suelo. Ya no podían acceder a las actualizaciones del sistema y eso los dejaba atrás. Para sobrevivir debían tener un plan. Y ese plan ya estaba en marcha.

Según se lee, años antes de las sanciones ya estaban trabajando en sistema operativo propio. Pero oficialmente nada hablaba de algo tan grande que podría romper el duopolio que hasta ahora conocemos.

Aunque los analistas no esperan que esta sea una carrera de corto aliento, si HarmonyOS es exitoso, cambiará el mapa y obligará a sus competidores, en especial a Android por ser competencia directa, a hacer cambios que le permitan no perder su posición en el mercado.  Solo un dato: actualmente usan Android poco más de 7 de cada 10 celulares que se venden en el mundo.

El sistema operativo ya está disponible para algunos teléfonos y es una plataforma que puede estar activa en diferentes aparatos permitiendo que estos compartan datos y hasta poder computacional. El sistema puede tener teléfonos, relojes inteligentes, audífonos, lavadoras y hasta autos conectados. Todos de diferentes fabricantes gracias a su configuración de código abierto.

Ahora el desafío de Huawei será convencer a otras marcas de sumarse a HarmonyOS para desplegar al 100% su capacidad.

Hay quienes aseguran que tiene espacio para desarrollarse. Samsung, Xiaomi y otros de los grandes fabricantes de teléfonos inteligentes usan Android. Sólo China es responsable del 57% de este mercado y eso le podría jugar a favor.

Lo que está por verse, será la respuesta de sus competidores, cómo el mapa del poderpodrá cambiar en esta industria y si este esfuerzo de Huawei pega y no termina como el que alguna vez hicieron Samsung y Microsoft.

--}}